Tiempo de lectura: 5 minutos

Compartir en:

A medida que las máquinas invaden tareas cada vez más similares a las humanas, que van más allá del cálculo básico de números y entran en el ámbito del discernimiento y la toma de decisiones a través de la IA, el mundo empresarial tendrá que desarrollar una nueva comprensión de lo que significa confiar en las máquinas

Estas tendencias se identifican como seis macrofuerzas derivadas de las tecnologías de la información, y que corresponden a otros tantos ámbitos concretos. Están, por un lado, la interacción, la información y el cálculo, que constituyen los procesos tradicionales de la informática modera. Y, por otro lado, tres ámbitos adicionales que defienden la idea de que es el negocio el que impulsa la tecnología, y no al revés. Se trata del negocio de la tecnología, la ciber-confianza, y la modernización.

Fuente: Deloitte analysis

Tendencia 1

A través del cristal: Internet inmersiva para la empresa

Durante años, la conexión con el mundo digital se ha llevado a cabo a través de pantallas, que han tendido a hacerse cada vez más pequeñas. Ahora, cuando parece que su tamaño no puede ya seguir reduciéndose, el paradigma está cambiando hacia interfaces que lleven a los usuarios a experiencias virtuales inmersivas, y que se irán integrando cada vez más como herramienta empresarial. Mientras algunas compañías construyen modelos de negocio en torno a las capacidades únicas que ofrece una «realidad ilimitada», otras ofrecen entornos inmersivos para que los empleados agilicen las operaciones, colaboren y aprendan.

Tendencia 2

Abrirse a la Inteligencia Artificial: aprender a confiar en nuestros colegas de IA

En el contexto actual, en el que las herramientas de Inteligencia Artificial están cada vez más estandarizadas y comoditizadas, lo que probablemente diferenciará de su competencia a la empresa verdaderamente impulsada por la IA, será la solidez con la que la utilice en todos sus procesos. El elemento clave a tener en cuenta será la confianza. A medida que las máquinas invaden tareas cada vez más similares a las humanas, que van más allá del cálculo básico de números y entran en el ámbito del discernimiento y la toma de decisiones a través de la IA, el mundo empresarial tendrá que desarrollar una nueva comprensión de lo que significa confiar en las máquinas.

Teniendo en cuenta la velocidad a la que avanza la tecnología, parece lógico anticipar que las competencias técnicas quedarán obsoletas cada pocos años, por lo que contratar para cubrir las necesidades actuales no se considera una estrategia ganadora a largo plazo

Tendencia 3

Por encima de las nubes: dominar el caos de la “multinube”

Para simplificar la gestión de la “multinube”, algunas empresas están empezando a recurrir a herramientas y técnicas para ayudar a reducir la complejidad de estos entornos, proporcionando acceso a servicios comunes como almacenamiento y computación, IA, datos, seguridad, operaciones, gobernanza y desarrollo e implantación de aplicaciones. Estas herramientas se conocen como “metacloud” o “supercloud”.

Tendencia 4

Flexibilidad, la mejor capacidad: reimaginar la mano de obra tecnológica

La oferta limitada de talento tecnológico tiene a las organizaciones inmersas en una competencia global que no parece que vaya a cesar. Teniendo en cuenta la velocidad a la que avanza la tecnología, parece lógico anticipar que las competencias técnicas quedarán obsoletas cada pocos años, por lo que contratar para cubrir las necesidades actuales no se considera una estrategia ganadora a largo plazo. En lugar de competir en la escasez, los líderes inteligentes visualizan la oferta de talento desde una perspectiva de abundancia, en la que la pericia tecnológica puede ser creada, desarrollada y transformada; y donde prima por tanto la flexibilidad como una de las capacidades más valoradas.

Tendencia 5

Confiamos en nosotros: arquitecturas y ecosistemas descentralizados

Los ecosistemas impulsados por el blockchain se están convirtiendo en la clave, no sólo para desarrollar y monetizar criptoactivos, sino también para crear confianza digital. A medida que las organizaciones empiezan a comprender la utilidad del blockchain, visualizan que crear confianza entre las partes interesadas podría ser uno de los principales beneficios, ya que, en lugar de depositar dicha confianza en una sola persona u organización, se distribuye entre la comunidad de usuarios.

Tendencia 6

Conectar y extender: la modernización del “mainframe” alcanza su punto álgido

La mayoría de las arquitecturas de sistemas informáticos a gran escala se establecieron en la década de 1960, pero continúan evolucionando. En lugar de deshacerse de los sistemas centrales tradicionales o vigentes, las empresas buscan cada vez más modernizarlos y ampliarlos, conectándolos a las tecnologías emergentes. Incrementando de este modo el aprovechamiento de los datos masivos que procesan, e impulsando la transformación digital.

* https://www2.deloitte.com/us/en/insights/focus/tech-trends.html

Déjanos tus comentarios en:

Linkedin